viento_2019 agosto 13, 2019

Durante el Tercer Congreso de Marelo, el Príncipe anunció el inicio de la transición democrática.

El 5 de agosto de 2019 se celebraba el Tercer Congreso de Marelo en el auditorio Eduardo Ocón. En el discurso que inauguraba el acto, Darýo IV anunció que el país se convertía en ese instante en una democracia, tal y como se había anunciado previamente. A continuación, pasó a explicar los detalles del futuro sistema político de la nación.

El sistema será muy similar a una monarquía parlamentaria. El Príncipe perderá la capacidad de decisión, y permanecerá como un líder ideológico. No podrá determinar la aplicación de las leyes.

Serán todos los ciudadanos en conjunto los que propondrán y votarán leyes en los futuros Congresos de Marelo. Estas asambleas se celebrarán a partir de ahora de manera periódica, cada dos meses.

marelo-elecciones
Los ciudadanos votarán directamente las leyes, como en la Antigua Grecia.

En cada Congreso se votará entre todos los asistentes un máximo de siete leyes. El Príncipe tiene el derecho y la obligación de proponer como mínimo una de esas siete leyes (aunque hay alguna excepción, como veremos). Esto se debe a que él es el líder ideológico y es su deber idear propuestas para hacer avanzar al Principado. Por supuesto, las leyes propuestas por él no se aplicarán si no se aprueban por mayoría simple en el Congreso.

El resto de las leyes serán propuestas por los ciudadanos. Deberá indicarse al gobierno esa propuesta al menos una semana antes de que se celebre el Congreso. Si se realizan más de seis propuestas, aquellas que consigan recabar un mayor número de firmas de ciudadanos mareleses hasta las 24 horas de la víspera del Congreso serán las elegidas. Si más de seis de las leyes consiguen firmas de más del 20% de la población, el Príncipe perderá el derecho a proponer su ley en esa reunión, y su propuesta será sustituida por la séptima ley con más firmas.

multitud-de-marelo
El pueblo de Marelo entra a formar parte del sistema político.

El Príncipe también puede, si quiere, proponer más de una ley si los ciudadanos proponen menos de seis leyes (hasta que se llegue al máximo de siete). También puede recavar firmas y, si consigue que su propuesta esté entre las seis más firmadas, se votará.

Gran parte de la población no sabe cómo redactar una ley. Por ello, los Ministros y el Príncipe se encargarán de ayudar a los ciudadanos a redactar las leyes que quieran llevar a la asamblea.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *